Santo Domingo.-Decenas de dominicanos de ascendencia haitiana protestaron este martes frente al Congreso Nacional por la situación de apatridia y discriminación racista que, afirman, afecta a cientos de miles de personas en el país, acción convocada por cumplirse hoy nueve años de la Ley 169-14 de Naturalización Especial.

La ley trataba de dar una solución a personas de origen haitiano afectadas por una sentencia judicial de 2013 que revocó de forma colectiva y retroactiva el estatus nacional de aquellas personas nacidas en República Dominicana desde 1929 de padres con un estatus migratorio «irregular» o «no residente».

Sin embargo, «una serie de trabas han sido establecidas para impedir» la aplicación efectiva de la norma, que establecía un camino para restituir los documentos y la nacionalidad a quienes les fueron embargados sus registros civiles, afirmaron desde el Movimiento Reconocido y organizaciones aliadas, convocantes de la movilización.

Así lo ponen de manifiesto en una carta dirigida al presidente de la Cámara de Diputados, Alfredo Pacheco, y al presidente del Senado, Eduardo Estrella, con copia al presidente de la Comisión permanente de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Juan Dionicio Rodríguez, haciéndoles una serie de exigencias para enfrentar esta situación.

En la misiva se afirma que, en estos nueve años, con el nacimiento de niños de padres dominicanos de ascendencia haitiana subregistradas y sin documentos, «se amplía el problema de la apatridia» que ya afecta «a una nueva generación”.

Asimismo, denunciaron por «los obstáculos generados para impedir el acceso a la restitución de la nacionalidad», incluyendo «falta de información, falta de recursos, falta de transparencia y la inexistencia de mecanismos de reclamación y apelación de los casos».

Incluso, según afirman en la carta, «el actual gobierno se niega a ejecutar los propios decretos de naturalización, que benefician a unas ochocientas personas, una pequeña minoría de menos del uno por ciento de las personas afectadas por la desnacionalización”.

Destacan que “la falta de registro civil y de documentos de identidad representa una privación de derechos básicos en todas las esferas de la vida», limitando el acceso a sanidad, educación, empleo formal, protección social, o a un patrimonio propio, entre otros, «profundizando la vulnerabilidad y desigualdad social”.

También denunciaron que en los últimos años decenas de detenciones arbitrarias durante los operativos de interdicción migratoria, operativos en los que se realiza un perfilamiento racial y se exige presentar documentos de identidad que acrediten la nacionalidad a las personas de piel oscura.

Los activistas protestaron de forma pacífica, portando vistosos carteles, gritando consignas y vistiendo prendas relacionadas con diversas profesiones que no pueden ejercer dada su situación y entregaron el documento, en el que hacen una serie de exigencias.

Para empezar exigen al Estado dominicano que firme la Convención de la ONU de 1961 para reducir los casos de apatridia y hacen una serie de reclamos a las cámaras legislativas, como una nueva extensión de la Ley 169-14 para inscribir a personas sin registro civil nacidas antes de 2010, que no pudieron acogerse a dicha ley y que hoy viven en la peor marginación y discriminación.

Fuente: De Último Minuto

Por - Redaccionando

El periódico digital de los dominicanos - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]