Un diario español reveló este miércoles un extracto de la declaración de Luis Rubiales a un juez por el escándalo del beso en la boca a Jenni Hermoso, en la que insistió en que «fue una muestra de afecto» y que ocurrió «con consentimiento».

El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) declaró el pasado 15 de septiembre, casi un mes después de que el beso no consentido que le dio a la jugadora en la entrega de trofeos del Mundial de Sídney (Australia) generara una gran polémica y una condena internacional.

Pero, según el extracto filtrado por El Español, el exdirigente no cambió casi en nada su versión ni su postura sobre el hecho.

Fue «algo natural»

Fue «algo natural entre dos personas que han estado conviviendo mucho tiempo» y «ella se fue muerta de la risa», aseguró.

Rubiales, que está acusado por un delito de agresión sexual y coacciones por el beso, fue suspendido de su cargo por la FIFA y terminó dimitiendo.

En su declaración, repitió la versión que llevaba tiempo sosteniendo y ella desmintiendo: que, durante la entrega de trofeos, tras abrazarse, él le preguntó «¿puedo darte un besito, un piquito?» y que ella le dijo «vale».

Preguntado por qué le agarró la cabeza si, como asegura, el beso fue consentido, el exdirigente dijo que se dejó llevar por la alegría tras la victoria.

«Hemos ganado un Mundial y es algo indescriptible la euforia y la alegría tan tremenda que hay», aseguró.

«Está faltando a la verdad»

Rubiales negó además haber presionado a la jugadora tras el partido para que secundara su postura de que el beso fue consentido y aseguró que «ella sabe que está faltando a la verdad».

Pero reconoció que, en el vuelo de vuelta de Australia, donde según la acusación también habría presionado a la jugadora, le habló del tema «durante quince segundos» mientras ella iba al baño y le preguntó por qué no salían los dos en un video para zanjar la polémica, pero ella declinó.

«No voy a hacer más declaraciones si ya lo he dicho, el que lo quiera entender que lo entienda y el que no lo quiera entender que no lo entienda», habría dicho Hermoso según la versión que dio Rubiales.

Hermoso desmintió a Rubiales

Hermoso, que denunció ante la Fiscalía a Rubiales, negó, a través de un comunicado, que el beso hubiera sido consentido. «Me sentí vulnerable y víctima de una agresión, un acto impulsivo, machista, fuera de lugar y sin ningún tipo de consentimiento por mi parte».

Además, la futbolista dijo que estuvo «bajo presión» para justificar «el acto» de Rubiales.

Fuente: De Último Minuto

Por - Redaccionando

El periódico digital de los dominicanos - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]