Por EFE

Sao Paulo. – La Agencia Brasileña de Promoción Internacional de Turismo (Embratur) pidió una investigación policial por un curso extranjero de seducción masculina realizado en Sao Paulo sin consentimiento de las mujeres, informó este jueves la estatal.

El pedido ante la Policía Federal (PF) para que sea investigada la firma estadounidense Millionaire Social Circle (MSC) «debe ser formalizado el próximo lunes» publicó en su perfil de Twitter la agencia estatal.

«No es bienvenido a nuestro país quien irrespeta nuestras leyes. El turismo para fines de explotación sexual es delito y quien lo practica será sometido a la debida investigación, juicio y castigo», señaló Embratur en un comunicado.

De acuerdo con la estatal, un grupo de mujeres fueron «víctimas de explotación sexual» a finales de febrero por un «grupo de turistas extranjeros».

El presidente de la Embratur, Marcelo Freixo, se reunirá el lunes con el director general de la Policía Federal, Andrei Rodrigues, para entregarle formalmente el oficio y abordar los pasos a seguir.

En la nota, el órgano citó las políticas de combate al turismo con fines de explotación sexual, las campañas de prevención y las acciones para la «reconstrucción de la imagen del país», una «trayectoria» que fue «interrumpida» por el anterior Gobierno.

«El turismo genera empleo, desarrollo y es esencial para la imagen del país en el exterior», bajo principios de «respeto de los derechos humanos y la democracia», subrayó Embratur.

El servicio estatal de noticias Agencia Brasil, por su parte, comunicó que también la Policía Civil del estado de Sao Paulo «abrió una investigación contra dos extranjeros que afirman ser ‘entrenadores’ de un curso de seducción».

«Los estadounidenses Mike Pickupalpha y David Bond viajan por el mundo promoviendo supuestas técnicas de seducción», informó Agencia Brasil.

En febrero, los estadounidenses promovieron una fiesta en una lujosa mansión en Sao Paulo con la participación de otros extranjeros, supuestamente alumnos del curso, e invitaron mujeres a través de aplicaciones móviles de encuentros, que no sabían del propósito.

Medios locales indicaron que los cursos, ya realizados en Filipinas, Costa Rica, Colombia y próximamente en Tailandia tienen costos que oscilan entre 12.000 y 50.000 dólares. La Secretaría de Seguridad Pública de Sao Paulo indicó que una mujer se reconoció en videos publicados por los organizadores del curso y denunció la situación ante las autoridades.

Por - Redaccionando

El periódico digital de los dominicanos - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]