COLOMBIA._ El aspirante a la nominación de la candidatura a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Guido Gómez Mazara, abogó en la ciudad de Medellín, Colombia, porque los proyectos políticos, tanto de izquierda como de derecha, se construyan sobre la base de resolver los graves problemas de desigualdad que padece América Latina, entre ellos, el acceso a los servicios básicos, la educación y la inseguridad.

Aseguró que, si la desigualdad no se resuelve, si ambas posiciones ideológicas fracasan, se corre el riesgo de que en la región aparezcan los llamados “outsiders” o los redentores, y “debemos recordar que en este continente la cura siempre ha sido peor que la enfermedad”.

La reflexión fue planteada por Gómez Mazara durante su participación en la XVIII Cumbre Mundial de Comunicación Política, al dictar la charla “Por qué gana la izquierda”, realizada en Colombia, donde se dieron cita un grupo de académicos, periodistas y pensadores latinoamericanos de distintos espectros partidarios e ideológicos para estudiar la realidad actual latinoamericana.

Recordó al economista y pensador francés Thomas Piketty, especialista en desigualdad económica, quien señaló que habrán de ser los factores de desigualdad los que determinen la conducta electoral que asumirán los ciudadanos en muchos países.

En el caso de la República Dominicana, dijo Gómez Mazara, un país que experimenta crecimiento económico, hace 25 años, diez por ciento de los más ricos, generaban el 34 por ciento de los ingresos, hoy 10 por ciento de los más ricos, generan el 53 por ciento de los ingresos mientras la economía crece la desigualdad se incrementa, reveló el conferencista.

Planteó que, el caso de que hayan ganado políticos como Andrés Manuel López Obrador en México, Ignacio Lula da Silva en Brasil, o Gustavo Petro en Colombia, no significa que los latinoamericanos se hayan vuelto de un momento a otro en revolucionarios o izquierdistas, sino que han sido empujados por el factor de la desigualdad y la pobreza.

Según el político, quien desglosó las características de los tres períodos en que la izquierda ha triunfado electoralmente en los últimos 20 años en América Latina, se ha experimentado un fenómeno interesante, que lo constituye el éxito electoral de las izquierdas, y cómo a través de los tiempos los factores económicos e ideológicos han sido determinantes para dichos triunfos.
Situó que estos triunfos de la izquierda en América Latina se han producido en tres ciclos: el primer ciclo de participación de la izquierda y de éxito electoral, se da con Jacobo Arbens, presidente de Guatemala en el 1951, el segundo el de Juan Bosch en República Dominicana, y el tercero el de Salvador Allende en Chile, todos sacados del poder por procedimientos no democráticos.

“Aquellos ganaron cuando una carga de carácter ideológico político se impuso electoralmente, sin embargo, factores políticos de tipo ideológico como el de la Guerra Fría, contribuyeron a que a esos éxitos fueron abortados, y de qué manera”, afirmó Gómez Mazara.

Puso el ejemplo el caso de Guatemala, donde a Arbens lo sustituyó un militar, Castillo Armas, y el caso de República Dominicana, en que una conspiración militar sacó del poder a Bosch, y finamente en caso de Chile, donde Augusto Pinochet sustituyó a Allende.

Para Guido estos derrocamientos se debieron fundamentalmente a una respuesta por la Guerra Fría, fraguados por factores estrictamente ideológicos, avivados por un fantasma denominado “Fidel Castro y la Revolución Cubana”.

“En el caso de Arbens, no fue, pero el factor de ascenso de Fidel Castro se constituyó en el elemento esencial para obstruir el paso de proyectos electorales con características de izquierda”, afirmó.

“Daniel Ortega, es interesante ponerle esta imagen al lado de Fidel Castro, pues entre el éxito revolucionario de 1959, hasta el éxito revolucionario del sandinismo en Nicaragua, todos los proyectos políticos que intentaron construir un proyecto revolucionario, fracasaron y el contrapeso o respuesta política de lo que le pasó a Arbens, a Bosch y a Allende”, dijo.

A juicio de Gómez Mazara el segundo ciclo de éxito electoral de la izquierda en América Latina se produce con el advenimiento del comandante Hugo Gómez a la presidencia de Venezuela y la bonanza económica que disfrutó debido al alza de combustibles que experimentó su primer periodo de poder, traducido esto en ayuda a varios países de América Latina, quienes recibieron combustibles en condiciones favorables.

“El posicionamiento de Petrocaribe en América Latina, este hecho fue el éxito electoral de Hugo Chávez. Chávez le gana a Salas Römer, candidato de la partidocracia venezolana, a partir de este éxito en América Latina de Hugo Chávez, llega Lula, llega Correa, Néstor Kirchner, Lugo, y Evo Morales”, afirmó.

“Chávez es el factor que más contribuyó para el éxito de la izquierda en América Latina”, enfatizó.

Mencionó que el tercer ciclo de predominio electoral de la izquierda coincidió con que la política electoral norteamericana se transformó después de la destrucción del Muro de Berlín, ya que la prioridad de esta nación fue democratizar los países de Europa del Este, mientras los países de América Latina se organizaron en el sentido electoral.

En ese entonces, aseguró Gómez Mazara, ya el factor económico y no el ideológico garantizaban el éxito electoral, y consideró que el “factor estómago y bolsillo” ganan el favor electoral.

La XVIII Cumbre Mundial de Comunicación Política 2023, celebrada del 3 al 5 de mayo, reúne año tras año a más de 25 países y a los principales consultores, periodistas, investigadores, intelectuales y académicos de la comunicación que estudian y analizan diversos aspectos de la realidad y actualidad latinoamericana.

Fuente: El Caribe

Por - Redaccionando

El periódico digital de los dominicanos - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]