Altagracia Pascual, madre de Francisco Estarling Pascual, un joven de 17 años que quedó postrado en una silla de ruedas debido al uso prolongado de cigarrillos electrónicos, conocidos como vapers, ha lanzado un desesperado llamado a la comunidad para cubrir los costos de medicamentos, exámenes y traslados hacia Santo Domingo.

Según los informes, hace nueve meses Francisco comenzó a utilizar estos dispositivos y tres meses después comenzó a experimentar intensos dolores de espalda, lo que lo llevó al centro médico Plaza de Salud.

En poco tiempo, perdió la capacidad de caminar y fue diagnosticado con polineuropatía sensitivo-motora severa, con signos de denervación crónica en áreas radiculares.

Francisco, quien sueña con recuperar la movilidad para continuar sus estudios y aspira ingresar a la universidad para ayudar a su familia, enfrenta una difícil situación económica.

Altagracia Pascual, madre soltera sin empleo y con una hija enferma, hace un llamado desesperado a la solidaridad, indicando que el padre del joven también tiene discapacidades. Para aquellos que deseen brindar ayuda, pueden contactar a Altagracia Pascual al teléfono 809-402-9971.

Fuente: Los Mocanos

Por Redaccionando

"Tu noticia, tu mundo, al alcance de un clic." - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]