Por Charlie Núñez

El Partido de la Liberación Dominicana está en Congreso, quienes tienen algún tipo de aspiración en el PLD está en Congreso, cuidado con pensar que el país entero está en Congreso.

El primer paso importante, fijado el calendario y nombre, es la evaluación y diagnóstico, para luego proceder a la revisión de los temas a discutir.

Este sería el décimo Congreso y además de un nombre, cada uno de estos tiene un lema que va acorde con los propósitos, aspiración o necesidad.

En mis labores profesionales me ha tocado trabajar con cientos y cientos de candidatos y candidaturas y el eslogan, lema para algunos, es como si fuera con lo que se va a ganar o a perder.

Un eslogan no está para resolver debilidades o problemas de nadie ni nada, este resume en pocas palabras las bondades de lo o de quien se trate y debe ser un traje exclusivo, no a la medida de “a quien le pueda interesar”.

Así como los candidatos buscan de entrada un eslogan o lema, muchos de los que están en congreso están sugiriendo frases para definir el mismo.

Esa es una tarea de estrategia comunicacional y esta es lo que más se parece a la medicina; cuando usted siente un malestar, acude al médico, éste pregunta por sus síntomas y ya supone por experiencia cuál es su padecimiento, aún muy convencido del mal, le manda a realizar estudios y análisis para su confirmación.

Eso es lo correcto, como correcto es a pesar de que la mayoría, por experiencia tenemos claro las razones de nuestro padecimiento, son los estudios y análisis los que van a permitir identificar el o los problemas a los que hay que buscar solución.

Estos estudios deben ser como aquella expresión del programa radial “La voz del PLD” que decía :
“Esta es la voz del PLD, que ni dice mentiras ni calla verdades”, es un estudio serio y profundo que va a parir el Congreso que necesitamos.

Mi opinión es que ese eslogan debe surgir después de los estudios, análisis y evaluaciones.

Que los ajustes temáticos deben estar acorde con las necesidades de la organización sin que eso se convierta en letras muertas porque no existan unas autoridades que se encarguen de su aplicación.

Es de esos estudios, evaluaciones y análisis de donde deben surgir los aspirantes a presidentes, secretarios generales, comité político, secretarios de áreas, comité central y direcciones provinciales, municipales etc.

No se trata de “yo quiero”, “yo puedo”, “yo me lo merezco”, se trata de salvar la obra que Don Juan creó para beneficio de todos los dominicanos que de ser el favorito de la mayoría ha pasado a ser rechazado por esa mayoría.

No se trata que las masas ni los adversarios decidan por nosotros, se trata de poner el oído en el corazón del pueblo y no darle argumentos al contrario para que nos ataquen.

Se habla de lo deteriorada de la marca, el color morado y la estrella amarilla no ha cometido un solo delito, este congreso debe tomar decisiones y salir con una dirección política que nos permita volver a cantar “aquí estamos nosotros”, levantar con orgullo nuestros colores y darle sentido al lema de “Servir al partido para servir al pueblo”.

Vamos por un congreso con la verdad como norte, sin inocentes ni culpables favoritos, sin el prejuicio de si están dentro o afuera, manteniendo el respeto y la conciencia de que esta obra es propiedad del pueblo dominicano y nadie tiene derecho a golpearla.

Ubiquemos cada cosa en su lugar y vamos entre todos a levantar la obra de Bosch y el orgullo morado.

Por Redaccionando

"Tu noticia, tu mundo, al alcance de un clic." - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]