Los jueces que integran el Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de Santiago reprogramaron para el próximo 22 de agosto el inicio del juicio de fondo en contra de un agente de la Policía Nacional acusado de acabar con la vida de Donelly Martínez.

El tribunal aplazó la audiencia debido a la ausencia de los testigos de la defensa, quienes, alegadamente, no fueron citados debidamente.

El cabo Alejandro Castro Cruz, de 30 años, es acusado de la muerte, a causa de dos heridas de bala, del niño Donelly Joel Martínez.

El hecho ocurrió la tarde del domingo 12 de febrero cuando el niño se encontraba sentado en una silla en las inmediaciones de la avenida Las Carreras esquina calle Mella.

Al lugar se presentaron los miembros de la uniformada a incautar el equipo de sonido con el que escuchaban música en el frente de la peluquería del padre de la víctima, Antony Martínez.

En el intento de llevarse la bocina, uno de los policías disparó varias veces su arma de reglamento, impactando una bala en el pecho y otra en un brazo del infante.

La calificación jurídica otorgada al hecho por el Juzgado de la Instrucción es muerte por homicidio.

Los abogados de la familia del menor de edad buscan que el Primer Tribunal Colegiado cambie el delito imputado por asesinato, que lleva una pena mayor a los cargos establecidos.

«El tribunal apoderado tiene la calidad y potestad de variar la calificación jurídica. Nosotros vamos a trabajar sobre eso a los fines de que el policía sea condenado a 30 años y no a 20, como establece cuando se trata de un homicidio», declaró Nelson Abreu, abogado de la familia.

La audiencia del jueves 22 de agosto está programada para iniciar a partir de las 9:00 de la mañana.

Fuente: Los Mocanos

Por Redaccionando

"Tu noticia, tu mundo, al alcance de un clic." - Un medio de Estado Mental Group. 📲 WhatsApp (849) 409-9768 📩 [email protected]