Por EFE

Nueva York.- Un comité médico ha acusado a la empresa Neuralink, fundada por Elon Musk, de practicar el maltrato animal, y concretamente de haber «sacrificado» al menos doce monos «jóvenes y previamente sanos», como resultado directo de problemas con el implante cerebral desarrollado por la empresa.

El comité de médicos para una medicina responsable (PCRM) consiguió documentos públicos que apuntan que los monos que Neuralink usó para probar sus últimos avances fueron sacrificados después de sufrir diversas complicaciones, entre ellas, diarrea con sangre, parálisis parcial y edema cerebral, acusación que su fundador, Elon Musk, niega.

El miércoles la ONG envió a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) una carta en la que detallaba las acusaciones.

En el documento largo, PCRM detalla cómo fue la muerte de varios de estos macacos, entre ellos, el de un mono macho que fue sacrificado en marzo de 2020 después de que su implante craneal se aflojara, lo que produjo una infección.

Otro caso fue el del «animal número 15», otro mono que, según los datos conseguidos por el PCRM para su denuncia, comenzó a presionar su cabeza contra el suelo sin razón aparente” días después de recibir el implante, y su condición solo empeoró a partir de ahí, hasta que el personal finalmente practicó una eutanasia en el macaco.

Por su parte, Musk dijo a principios de este mes que “ningún mono ha muerto como resultado de un implante Neuralink”.

No obstante, el medio especializado Wired, que fue el primero en ver los documentos que consiguió PCRM y en reportar la noticia, pudo hablar con un exempleado -que se mantuvo en el anonimato- que señaló que lo que indicaba Musk no era cierto.

El martes, Neuralink anunció que está iniciando ensayos en humanos para personas con cuadriplejía.

Por Miguel Ángel

Director, Productor 📺 📻 Asesor y Consultor | Marketing Político | Máster en Negociación Política y Gestión en Campaña Electoral 🇩🇴🇪🇸 Ceo Estado Mental Group - Ceo Redaccionando